Perspectivas actualizadas sobre el papel de la biomecánica en la EPOC: consideraciones para el clínico [Letter]

by | Ene 20, 2023 | 0 comments

bruno bordeni

Departamento de Cardiología, Fundación Don Carlo Gnocchi IRCCS, Instituto de Hospitalización y Atención, Milán, 20100, Italia

Correspondencia: Bruno Bordoni, correo electrónico [email protected]

Ver el artículo original del Dr. Yentes y colegas

Estimado editor

Leí con interés el artículo de Yentes et al.1 El texto enfatiza la importancia del componente extrapulmonar en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), y dirige el interés del clínico hacia la biomecánica (“fuerzas que actúan sobre un cuerpo y las reacciones que produce”).1 La musculatura esquelética en pacientes con EPOC se adapta a cambios no fisiológicos fenotípicos, morfológicos y funcionales, cuyas adaptaciones no siempre reflejan la velocidad de los cambios pulmonares, o no siempre se correlacionan con la gravedad de la enfermedad.1 La masa muscular esquelética reduce los volúmenes (atrofia), y hay un cambio en las fibras contráctiles de un metabolismo aeróbico a anaeróbico, donde aumentan las fibras blancas o tipo II, con una disminución paralela de las fibras rojas o tipo I.2 Aunque las fibras de tipo II tienen una mayor capacidad para aumentar el volumen (hipertrofia) y una mayor capacidad para expresar la fuerza contráctil que las fibras de tipo I, tal adaptación en la EPOC no se produce.2

Una de las posibles causas es la presencia de un entorno inflamatorio local y sistémico, que estimula la vía canónica del factor nuclear kappa-potenciador de la cadena ligera de las células B activadas (NF-κB) y la vía no canónica del NF-κB. En presencia de inflamación, estrés oxidativo o antígenos, el NF-κB facilita la transcripción nuclear de sus heterodímeros (p65 y p50); este paso estimulará la degradación de proteínas y la inhibición de las respuestas mecanotransductoras correctas.3 La vía no canónica de NF-κB utiliza, en particular, la proteína codificada por el linfoma 3 de células B (Bcl3) para inducir alteraciones en el núcleo celular, junto con p50 y p52.3

Las adaptaciones patológicas ocurren no solo en los músculos esqueléticos de las extremidades. El músculo diafragma, el principal músculo respiratorio, presenta numerosos cambios no fisiológicos en la EPOC. El diafragma tiene una actitud inspiratoria en comparación con sujetos sanos, un mayor grosor (probablemente debido a un acortamiento progresivo de las fibras contráctiles), y una disminución de las fibras blancas con un aumento paralelo de las fibras rojas.4 La capacidad de producir fuerza y ​​resistencia está disminuida, con una alteración de la actividad eléctrica del nervio frénico, reflejando adaptaciones neuropáticas.4

Un concepto fundamental que los autores del artículo no tomaron en consideración es el de recordar que la fuerza expresada por las extremidades depende del diafragma y, por tanto, influir secundariamente en los valores expresados ​​por la biomecánica.

Cada acto respiratorio estimula el envío de información procedente de receptores ligados a la esfera propioceptiva y exteroceptiva, pasando por el núcleo del tracto solitario (NTS).5 Esta información, fundamental para la correcta representación del cuerpo a nivel cortical (y para un adecuado control motor), se comparte con el cerebelo y el área vestibular para finalmente enviar aferentes enriquecidos hacia el área límbica y el área cortical motora M1.5 De los mismos centros superiores retornan eferencias para NTS. Nueva información partirá del NTS que inducirá la inhibición del sistema simpático (a nivel del área rostral medular ventrolateral) y estimulará el sistema parasimpático.5 El resultado es una mejor neurocoordinación y una mejor expresión de la fuerza muscular.5

El músculo diafragma debe ser considerado como primera opción (y no subestimada ni olvidada) para enmarcar correctamente el comportamiento neuromotor de las extremidades y el tronco.

Divulgación

Los autores no reportan conflictos de intereses en esta comunicación.

Referencias

1. Yentes JM, Liu WY, Zhang K, Markvicka E, Rennard SI. Perspectivas actualizadas sobre el papel de la biomecánica en la EPOC: consideraciones para el clínico. Enfermedad pulmonar obstructiva cronica interna J. 2022;17:2653–2675. doi:10.2147/COPD.S339195

2. Han Y, Wu Z, Zhao Q, et al. Asociación entre los índices antropométricos y la atrofia del músculo esquelético en pacientes chinos con enfermedad pulmonar obstructiva crónica estable: un estudio transversal. Enfermedad pulmonar obstructiva cronica interna J. 2022;17:2529–2539. doi:10.2147/COPD.S373880

3. Sharanya A, Ciano M, Withana S, Kemp PR, Polkey MI, Sathyapala SA. Diferencias de sexo en la disfunción del músculo cuádriceps relacionado con la EPOC y anomalías de la fibra. Chron Respir Dis. 2019;16:1479973119843650. doi:10.1177/1479973119843650

4. Bordoni B, Marelli F, Morabito B, Sacconi B. Evaluación manual del músculo diafragma. Enfermedad pulmonar obstructiva cronica interna J. 2016;11:1949–1956. doi:10.2147/COPD.S111634

5. Bordoni B, Escher AR. Evaluación funcional del diafragma con una prueba no invasiva. J Osteópata Med. 2021;121(11):835–842. doi:10.1515/jom-2021-0101

Truncado en 12000 caracteresTraducido automáticamente
Publicación Original

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

próximas capacitaciones

No se han encontrado próximas capacitaciones de Fisioterapia Respiratoria.

newsletter de respiratoria