Terapia de vibración local, tasa de resaturación de oxígeno y fuerza muscular después del daño muscular inducido por el ejercicio

by | 4 de Ene, 2023 | 0 comments

El daño muscular inducido por el ejercicio (EIMD, por sus siglas en inglés) se asocia comúnmente con el inicio tardío del dolor muscular, un fenómeno que resulta en una reducción del rango de movimiento de las articulaciones y potencia muscular y generación de fuerza y aumento de la inflamación. Investigadores anteriores sugirieron que la contracción muscular excéntrica causaba un mayor nivel de síntomas de EIMD que la contracción concéntrica al afectar negativamente la hemodinámica local y sistémica y la morfología macrovascular y microvascular. En consecuencia, la EIMD después del ejercicio excéntrico típicamente comprometía el suministro de sangre oxigenada a los músculos activos de 24 a 72 horas. En términos de rendimiento atlético, el síntoma principal de EIMD es alteración de la función y la fuerza muscular, definida en el presente documento como capacidad reducida para la producción de fuerza muscular. investigadores quienes indujeron la isquemia muscular local propusieron que la reducción inicial de la fuerza en el músculo esquelético activo se debía a la reducción de la disponibilidad de oxígeno. Por lo tanto, sería ventajoso para las personas que experimentan EIMD reducir estos efectos negativos sobre el rendimiento al aumentar la disponibilidad de oxígeno dentro del músculo.

Hasta la fecha, los atletas han utilizado varias ayudas ergogénicas para ayudar a atenuar los efectos del EIMD. Una de esas ayudas es el masaje. Sin embargo, el acceso a un terapeuta de masaje capacitado y, a veces, costoso, a menudo se limita a los atletas con altos niveles de apoyo. El rodillo de espuma es una forma alternativa de masaje de tejido profundo más fácilmente disponible y más económica que es eficaz para reducir los síntomas de EIMD. Se han registrado mejores resultados en las variables relacionadas con el rendimiento, como la altura del salto vertical, después de su uso posterior al ejercicio inductor de daño. Sin embargo, el rodillo de espuma puede inducir una presión mecánica considerable en los tejidos subyacentes, más del doble de la presión utilizada durante la oclusión y 10 veces mayor que la categoría de compresión médica más alta. No es sorprendente que el rodillo de espuma a menudo sea doloroso, particularmente cuando hay hinchazón y sensibilidad con EIMD. Teniendo en cuenta los riesgos potenciales para las estructuras vasculares y linfáticas subyacentes, el rodillo de espuma debe usarse con precaución.

La terapia de vibración (TV) es otra técnica conocida por mejorar el flujo sanguíneo y la oxigenación de los músculos. La terapia de vibración se administra a todo el cuerpo, generalmente a través de placas a través de posiciones de cadena cerrada (es decir, manos o pies en la placa), o localmente, en la que un dispositivo aplica VT directamente a una región específica del cuerpo. Independientemente del modo, el VT es accesible y se puede administrar de forma constante a diferentes intensidades según la comodidad individual. Esta modalidad ya se utiliza en entornos de rehabilitación atlética y rendimiento deportivo para mejorar la fuerza, gestionar la recuperación de una lesión, y aumentar el rango de movimiento de las articulaciones. Cabe destacar, tanto de cuerpo entero y TV locales alivió los efectos de EIMD cuando se administró antes y después de los protocolos de EIMD. Aunque los 2 modos no se han comparado directamente, se ha sugerido que el tamaño de la vibración que llega al tejido objetivo desde la TV de cuerpo entero es menor que la de la TV local, debido a la disipación de la señal en los tejidos circundantes no afectados. Además, el VT de cuerpo entero suele limitarse a los grandes gimnasios comerciales; La TV local es más accesible debido a su costo relativamente bajo y alta portabilidad. Además, Games et al. concluyó que el VT local, que se aplicó a los segmentos del cuerpo sin carga, podría ser más efectivo que el VT de todo el cuerpo, que se aplicó a los segmentos del cuerpo con carga. Los músculos descargados están relajados; por lo tanto, los pequeños vasos sanguíneos que irrigan estos músculos no están sujetos a los mismos niveles de presión del tejido muscular circundante que se observan durante la contracción. En consecuencia, con menos compresión vascular, se puede esperar un flujo sanguíneo mejorado a través de la microvasculatura muscular; sin embargo, esta hipótesis es especulativa dada la falta de una evaluación directa del flujo sanguíneo muscular usando VT local después de EIMD.

Por lo tanto, el objetivo de nuestro estudio fue determinar si la VT local modulaba la oxigenación del músculo y atenuaba la pérdida de fuerza asociada con EIMD en el grupo de músculos flexores de la muñeca más que sin VT. Presumimos que el VT local modularía la oxigenación muscular y ayudaría a mantener la fuerza después de la EIMD.

Sin efecto del tiempo (F3,24 = 1.703, PAG = .193, \(\def\upalpha{\unicode[Times]{x3B1}}\)\(\def\upbeta{\unicode[Times]{x3B2}}\)\(\def\upgamma{\unicode[Times]{x3B3}}\)\(\def\updelta{\unicode[Times]{x3B4}}\)\(\def\upvarepsilon{\unicode[Times]{x3B5}}\)\(\def\upzeta{\unicode[Times]{x3B6}}\)\(\def\upeta{\unicode[Times]{x3B7}}\)\(\def\uptheta{\unicode[Times]{x3B8}}\)\(\def\upiota{\unicode[Times]{x3B9}}\)\(\def\upkappa{\unicode[Times]{x3BA}}\)\(\def\uplambda{\unicode[Times]{x3BB}}\)\(\def\upmu{\unicode[Times]{x3BC}}\)\(\def\upnu{\unicode[Times]{x3BD}}\)\(\def\upxi{\unicode[Times]{x3BE}}\)\(\def\upomicron{\unicode[Times]{x3BF}}\)\(\def\uppi{\unicode[Times]{x3C0}}\)\(\def\uprho{\unicode[Times]{x3C1}}\)\(\def\upsigma{\unicode[Times]{x3C3}}\)\(\def\uptau{\unicode[Times]{x3C4}}\)\(\def\upupsilon{\unicode[Times]{x3C5}}\)\(\def\upphi{\unicode[Times]{x3C6}}\)\(\def\upchi{\unicode[Times]{x3C7}}\)\(\def\uppsy{\unicode[Times]{x3C8}}\)\(\def\upomega{\unicode[Times]{x3C9}}\)\(\def\bialpha{\boldsymbol{\alpha}}\)\(\def\bibeta{\boldsymbol{\beta}}\)\(\def\bigamma{\boldsymbol{\gamma }}\)\(\def\bidelta{\boldsymbol{\delta}}\)\(\def\bivarepsilon{\boldsymbol{\varepsilon}}\)\(\def\bizeta{\boldsymbol{\zeta}} \)\(\def\bieta{\boldsymbol{\eta}}\)\(\def\bitheta{\boldsymbol{\theta}}\)\(\def\biiota{\boldsymbol{\iota}}\) \(\def\bikappa{\boldsymbol{\kappa}}\)\(\def\bilambda{\boldsymbol{\lambda}}\)\(\def\bimu{\boldsymbol{\mu}}\)\( \def\binu{\boldsymbol{\nu}}\)\(\def\bixi{\boldsymbol{\xi}}\)\(\def\biomicron{\boldsymbol{\micron}}\)\(\def \bipi{\boldsymbol{\pi}}\)\(\def\birho{\boldsymbol{\rho}}\)\(\def\bisigma{\boldsymbol{\sigma}}\)\(\def\bitau {\boldsymbol{\tau}}\)\(\def\biupsilon{\boldsymbol{\upsilon}}\)\(\def\biphi{\boldsymbol{\phi}}\)\(\def\bichi{\ boldsymbol{\chi}}\)\(\def\bipsy{\boldsymbol{\psy}}\)\(\def\biomega{\boldsymbol{\omega}}\)\(\def\bupalpha{\bf{ \alpha}}\)\(\def\bupbeta{\bf{\beta}}\)\(\def\bupgamma{\bf{\gamma}}\)\(\def\bupdelta{\bf{\delta }}\)\(\def\bupvarepsilon {\bf{\varepsilon}}\)\(\def\bupzeta{\bf{\zeta}}\)\(\def\bupeta{\bf{\eta}}\)\(\def\buptheta{\ bf{\theta}}\)\(\def\bupiota{\bf{\iota}}\)\(\def\bupkappa{\bf{\kappa}}\)\(\def\buplambda{\bf{ \lambda}}\)\(\def\bupmu{\bf{\mu}}\)\(\def\bupnu{\bf{\nu}}\)\(\def\bupxi{\bf{\xi }}\)\(\def\bupomicron{\bf{\micron}}\)\(\def\buppi{\bf{\pi}}\)\(\def\buprho{\bf{\rho}} \)\(\def\bupsigma{\bf{\sigma}}\)\(\def\buptau{\bf{\tau}}\)\(\def\bupupsilon{\bf{\upsilon}}\) \(\def\bupphi{\bf{\phi}}\)\(\def\bupchi{\bf{\chi}}\)\(\def\buppsy{\bf{\psy}}\)\( \def\bupomega{\bf{\omega}}\)\(\def\bGamma{\bf{\Gamma}}\)\(\def\bDelta{\bf{\Delta}}\)\(\def \bTheta{\bf{\Theta}}\)\(\def\bLambda{\bf{\Lambda}}\)\(\def\bXi{\bf{\Xi}}\)\(\def\bPi {\bf{\Pi}}\)\(\def\bSigma{\bf{\Sigma}}\)\(\def\bPhi{\bf{\Phi}}\)\(\def\bPsi{\ bf{\Psi}}\)\(\def\bOmega{\bf{\Omega}}\)\({\rm{\upeta }}_{\rm{p}}^2\) = 0.388) o grupo (F1,8 = 0,33, PAG = .578, η2 = 0,040; Mesa) estuvo presente para SmO en reposo2 (Figura 2). SmO nadir2 no difirió entre los grupos (F1,8 = 2.495, PAG = .153, \({\rm{\upeta}}_{\rm{p}}^2\) = 0,238) o a lo largo del tiempo en comparación con la línea de base (F3,24 = 1, PAG = .225, \({\rm{\upeta}}_{\rm{p}}^2\) = 0,163). Sin embargo, observamos una interacción grupo × tiempo (F3,24 = 8.359, PAG = .001, \({\rm{\upeta}}_{\rm{p}}^2\) = 0,511). Los análisis post hoc revelaron que nadir SmO2 fue menor en el grupo VT que en el grupo control solo 1 hora después de la EIMD (PAG = .027).

Mesa

Datos de espectroscopia de infrarrojo cercano por grupo durante la oclusión en reposo y después del daño muscular inducido por el ejercicio

Datos de espectroscopia de infrarrojo cercano por grupo durante la oclusión en reposo y después del daño muscular inducido por el ejercicio
Datos de espectroscopia de infrarrojo cercano por grupo durante la oclusión en reposo y después del daño muscular inducido por el ejercicio

Figura 2

Saturación de oxígeno en reposo (SmO2) en el grupo de terapia de vibración (VT) y el grupo de control con daño muscular inducido después del ejercicio.

Saturación de oxígeno en reposo (SmO2) en el grupo de terapia de vibración (VT) y el grupo de control con daño muscular inducido después del ejercicio.

Figura 2

Saturación de oxígeno en reposo (SmO2) en el grupo de terapia de vibración (VT) y el grupo de control con daño muscular inducido después del ejercicio.

Saturación de oxígeno en reposo (SmO2) en el grupo de terapia de vibración (VT) y el grupo de control con daño muscular inducido después del ejercicio.

Cerrar modal

Un efecto principal significativo en la tasa de SmO2 la desaturación se demostró después del protocolo EIMD (F3,24 = 3.030, PAG = .049, \({\rm{\upeta}}_{\rm{p}}^2\) = 0.275), pero esto no difirió entre grupos (F1,8 = 2.906, PAG = .127, \({\rm{\upeta}}_{\rm{p}}^2\) = 0,266; figura 3). La tasa de desaturación fue más rápida a las 24 horas que al inicio (PAG = .037); no existieron otras diferencias (PAG > 0,05; Mesa).

figura 3

Tasa de desaturación en el grupo de terapia de vibración (VT) y el grupo de control después del daño muscular inducido por el ejercicio.

Tasa de desaturación en el grupo de terapia de vibración (VT) y el grupo de control después del daño muscular inducido por el ejercicio.

figura 3

Tasa de desaturación en el grupo de terapia de vibración (VT) y el grupo de control después del daño muscular inducido por el ejercicio.

Tasa de desaturación en el grupo de terapia de vibración (VT) y el grupo de control después del daño muscular inducido por el ejercicio.

Cerrar modal

Encontramos un efecto principal del tiempo en el SmO2 tasa de resaturación (F3,24 = 4.339, PAG = .014, \({\rm{\upeta}}_{\rm{p}}^2\) = 0,352) y una tasa de resaturación mayor en el grupo TV que en el grupo control (F1,8 = 10,35, PAG = .012, \({\rm{\upeta}}_{\rm{p}}^2\) = 0,564; Figura 4). Los grupos no difirieron en la tasa de SmO2 resaturación al inicio (PAG = .611), pero a 1 hora (PAG = .007, d = 2,6), 24 horas (PAG = .001, d = 3.1), y 48 horas (PAG = .035, d = 1.7), post-EIMD fue mayor en el grupo VT que en el grupo control (Mesa). Para el grupo VT, resaturación de SmO2 fue mayor a 1 hora (PAG = .04, d = 1,5), 24 horas (PAG = .001, d = 2.0), y 48 horas (PAG = .018, d = 1,0) que al inicio; la tasa de resaturación no difirió para el grupo de control entre el inicio y cualquier otro punto de tiempo (PAG > .05).

Figura 4

Tasas de resaturación en el grupo de terapia de vibración (VT) y el grupo de control después del daño muscular inducido por el ejercicio.

Tasas de resaturación en el grupo de terapia de vibración (VT) y el grupo de control después del daño muscular inducido por el ejercicio.

Figura 4

Tasas de resaturación en el grupo de terapia de vibración (VT) y el grupo de control después del daño muscular inducido por el ejercicio.

Tasas de resaturación en el grupo de terapia de vibración (VT) y el grupo de control después del daño muscular inducido por el ejercicio.

Cerrar modal

El objetivo de nuestro estudio fue determinar si la administración intermitente de VT local moduló el flujo sanguíneo y la oxigenación al músculo FCU y atenuó la pérdida de fuerza asociada con EIMD más que no VT. Los principales hallazgos fueron que la aplicación de VT local intermitente después de un protocolo de ejercicio inductor de daño muscular resultó en una mayor FCU SmO2 resaturación con VT local que sin VT y que VT fue más eficaz para mantener la fuerza de los flexores de la muñeca que sin VT.

La causa de EIMD es multifactorial, y muchos investigadores buscan los factores subyacentes que contribuyen a este síndrome. La reducción de la fuerza se considera uno de los marcadores más válidos de EIMD, ya que muchos estudios han demostrado pérdidas de fuerza debido a EIMD. En nuestra investigación, la fuerza en el grupo de músculos flexores de la muñeca se redujo desde el inicio 1 hora y 24 y 48 horas después del protocolo EIMD solo para el grupo de control, lo que sugiere que el protocolo de daño muscular fue apropiado. Es interesante, sin embargo, que esta tendencia no estuvo presente en el grupo experimental, que recibió VT local. La magnitud de la reducción de la fuerza (⁠\({\rm{\upeta}}_{\rm{p}}^2\) = 0.352) en el grupo de control fue consistente con investigaciones previas sobre los efectos del VT local sobre la fuerza muscular posterior al daño, lo que también indicó un tamaño del efecto moderado (d = 0,44) para la fuerza en los grupos VT versus control.

Truncado en 12000 caracteresTraducido automáticamente
Publicación Original

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

próximas capacitaciones

Curso

Curso Anual Oficial de la Asociación de Kinesiología del Deporte

La Asociación de Kinesiología del Deporte (AKD) tiene el placer de presentar la edición 2024 del Curso Anual Oficial en Kinesiología Deportiva.IMPORTANTE: Si eres miembro de la Asociación Argentina de Kinesiología del Deporte, ¡tienes un 30% de descuento! Pide el código de descuento al siguiente correo: [email protected] eres miembro de la Asociación Argentina de Kinesiología del Deporte, ¡tienes un 40% de descuento para pagos completos!¡Descuento por pago anticipado para publico general 30%!El Curso Anual de Kinesiología Deportiva, cuenta con 8 (ocho) módulos de 4 (cuatro) clases cada uno con una carga horaria de 72hs. cátedra, es en formato virtual y de manera asincrónica.El curso está dividido en 4 ejes temáticos:Lesiones por sobrecarga mecánicaLesiones músculo tendinosasLesiones por inestabilidad articularActualización en prevención de lesionesEl mismo está dirigido por el actual presidente de la asociación, el Licenciado Andrés Romañuk y por el actual vicepresidente, el Licenciado Andrés Thomas. A su vez el curso está coordinado por la actual secretaria, la Licenciada Sabrina Rolando y el Licenciado Matías Sampietro, prosecretario de prensa y difusión, como encargado de la creación y coordinación del programa académico.Nuestro objetivo es promover una kinesiología deportiva basada en la ciencia, que le permita a los y las kinesiólogas/os, tener herramientas para resolver de forma eficiente y segura las demandas que se presentan en el deporte. Por este motivo diseñamos un curso con contenido actualizado, con fundamento científico y a cargo únicamente de kinesiólogos/as expertos en deporte y actividad física. El formato virtual permite, además, alcanzar a los/as profesionales de toda la Argentina y Latinoamérica, cumpliendo con nuestro deseo de expandir fronteras.El curso está dirigido a kinesiólogos y kinesiólogas, fisioterapéutas y terapistas físicos.IMPORTANTE: Si eres miembro de la Asociación Argentina de Kinesiología del Deporte, ¡tienes un 30% de descuento!
44 Revisiones
4,20
Curso

Curso de Biomecánica Normal y Patológica de la carrera - De la teoría a la práctica

El presente curso pretende proveer al asistente una formación acerca de la biomecánica tridimensional de la carrera, la interpretación de informes biomecánicos y el tratamiento multiplanar de las alteraciones, fundamentado en conceptos integrales derivados de la evidencia científica actual.- Se desarrollará un análisis biomecánico de la carrera desde el punto de vista cinemático y electromiográfico, para la ulterior comprensión de la lectura de informes biomecánicos y el tratamiento multiplanar de distintas alteraciones.- Se elaborará un exhaustivo análisis de la cinemática de la carrera en conjunto con el desarrollo de la actividad muscular durante todo el ciclo.- Se introducirá a la interpretación de las curvas cinemáticas y resultados del informe biomecánico.- Se analizarán diversas alteraciones de la técnica de la carrera de forma tridimensional, la interrelación de dichas alteraciones con las patologías de MMII y mecanismo lesional.- Una vez desarrollados los mecanismos por los cuales obtener una evaluación certera, el curso busca que los asistentes logren objetivar el abordaje de la rehabilitación, readaptación y/o entrenamiento, indicar los ejercicios adecuados para cada Atleta desde una perspectiva tridimensional y global.El curso consta de 14 clases sincrónicas divididas en 3 módulos y 4 encuentros sincrónicos junto con más de 70 artículos científicos.
Primera Edición
Curso

Curso de Evaluaciones Funcionales en la Rehabilitación y la Readaptación Deportiva

Luis García, kinesiólogo del Seleccionado Mayor del Fútbol Argentino (AFA) y desarrollador del programa "Kinien", basado en el estudio biomecánico de la carrera, propone este curso de especialización acompañado por Pablo Varela, actualmente kinesiólogo del Club Atlético Boca Juniors, plantel profesional, donde se desempeña desde el 2009 y fue parte del cuerpo médico de la Selección Argentina de Fútbol en los mundiales FIFA Brasil 2014 y Rusia 2018. La evolución de la actividad profesional dedicada a la rehabilitación muestra un rumbo signado por la palabra “funcional”. Técnicas provenientes de diferentes corrientes de pensamiento, intentan postularse como las mejores para resolver la cuestión de la alteración del movimiento. Del mismo modo, existen también, innumerables intentos por establecer herramientas de evaluación que permitan al profesional diagnosticar funcionalmente. En este curso abordaremos en profundidad conceptos teóricos y herramientas tecnológicas usadas en el alto rendimiento, que adaptamos y aplicamos durante muchos años en el diagnóstico y seguimiento de la readaptación deportiva.
14 Revisiones
4,57

newsletter de deporte